Descubre cómo echar por tierra este mito que no te deja avanzar: Montar un curso online no es un infierno

Tengo la suerte de levantarme contento todas las mañanas porque me dedico a lo que más me gusta: la formación.

Llevo mucho tiempo trabajando en esto y puedo decirte que no todo ha sido de color rosa: en muchas ocasiones los formadores presenciales no estamos bien pagados, pero tampoco podemos trabajar más porque no tenemos más horas.

Todo cambió cuando decidí dar el salto y montar un curso online.

Lo que quería era impartir por internet mi curso presencial, pero al principio todo era completamente nuevo y se me hacía un mundo. Me costó dar el paso porque imaginaba la preparación del curso online como algo complicadísimo y no sabía por dónde empezar.

¿Estás dando cursos presenciales y quieres también darlos online para llegar a más personas y conseguir más ingresos?

Quizá te pase como a mí, que ves los aspectos técnicos y de marketing como una barrera imposible. Pero lo superé y si yo pude tú también lo harás. Por eso en este artículo te muestro los pasos que seguí y verás que es bastante sencillo.

Si quieres montar un curso online a partir de tu training presencial, no tienes más que ventajas

Como lo ves. Imagina el caso de muchos emprendedores que imparten cursos online. Tuvieron una idea de curso y la desarrollaron desde cero.

Pero este no es tu caso porque tú ya tienes un curso creado y funcionando, lo cual facilita el camino muchísimo . No partes de cero. Así que, ¡ánimo! Créeme, lo más difícil ya lo tienes solucionado.

Las 3 ideas que debes tener claras antes de pasar tu curso presencial al canal online

Si tienes un training presencial y quieres convertirlo en curso online debes seguir estas 3 pautas:

  • Tu curso tiene que ser algo que realmente ayude a los demás.
  • Valida tu idea de curso antes de llevarla a Internet.
  • Delega todo lo que no sepas hacer para ser productivo en lo que puedas hacer tú.

Este último punto es clave. Cuando piensas en montar un curso online desechas la idea porque piensas en todo lo que no sabes hacer y el tiempo que te va a costar aprenderlo. Cambia el chip y externaliza todo lo que no sepas hacer.  Si haces esto empezarás a crear tu curso con más ganas.

Ahora que tienes las bases claras, voy a desarrollarlas para que veas cómo crear tu curso online paso a paso.

Cómo llevar tu curso presencial al canal online paso a paso

Esto que voy a contarte no es teoría. Es el método que utilicé cuando saqué mi curso de “Diseño para no diseñadores”, con el que llevo 12 ediciones y 15.000 euros facturados.  ¡Vamos allá!

Valida tu idea de training

Este paso es el más importante porque sin validación puedes pasar muchos meses elaborando el curso y después resulta que con la venta no tiene la respuesta que esperas.

Una de las formas que mas puede servirte para validar tu idea es crear una Squeeze Page . Una Squeeze Page es una landing de venta con material descargable y gratuito, que puede ser ebook, un checklist o una guía que permita testear el mercado con la temática de tu curso y saber la respuesta de los usuarios.

Para llegar a más público puedes publicitar tu landing en Facebook Ads.  Gracias a la segmentación que permite esta herramienta en pocos días se puede saber el interés que tiene tu producto. Según la cantidad de descargas que tenga tu documento verás el interés del público.

Ahora te voy a mostrar más métodos para validar tu idea que puedes aplicar en paralelo con el que acabo de explicarte.

  • Analiza las webs y blogs de tu competencia  que ofrezcan algo similar a lo que ofreces tú. Mira los productos que tienen, los precios y el público al que se dirigen. Así tienes una referencia sobre algo que está funcionando, aunque siempre habrá diferencias con respecto a tu producto.
  • Rastrea en Google y busca comentarios de usuarios sobre cursos similares al tuyo.  Esa información te dará también pistas a la hora de diseñar la estructura de tu curso.
  • Recopila los mensajes que hayas recibido sobre tu curso presencial.  Todo eso es feedback directo de los usuarios, así que lo debes aprovechar.
  • En ocasiones también puedes encontrar en los foros información sobre lo que la gente busca y así saber si un curso como el tuyo les puede ayudar.
  • Mira los comentarios de los libros de Amazon.  A lo mejor encuentras alguno con una temática parecida al curso que quieres ofrecer y te servirá lo que diga la gente que lo ha leído.
  • Si tienes web o blog, analiza los comentarios  que vas recibiendo. En ocasiones los comentarios de los lectores aportan información, dan sugerencias y preguntas.
  • Si tienes una lista de suscriptores, pregúntales.  Si se han suscrito a tu web es porque les interesa lo que ofreces y si preguntas responderán.

Estas dos últimas formas de obtener información solo tendrás que aplicarlas en el caso de que tengas blog o web y no pasa nada si no lo tienes. Con los demás métodos podrás obtener mucha información igualmente.

Crea la estructura del curso fase por fase

Una vez has validado y los resultados te dicen que tu idea funcionará, no hace falta crear el curso de golpe. Se puede hacer poco a poco.

Eso sí, para ofrecer el curso tienes que tener la estructura creada.  Pensar qué lecciones quieres dar, en qué orden y en qué formato. Para los cursos online el formato que más éxito tiene es el vídeo.

En este punto ya puedes pensar en vender tu curso, pero de alguna manera todavía sigue todo en fase de validación, ya que es la primera vez que el curso estará en el canal online y no sabes cuál será la respuesta de los alumnos.

Entonces lo que se hace es ofrecer el curso a pocos alumnos y a precio muy reducido. A cambio de la reducción de precio tus alumnos te darán feedback. Una vez que estos primero alumnos entren, ve creando el contenido poco a poco y se lo vas mostrando.

Si esta edición beta del curso funciona bien ya puedes crear la versión definitiva del curso. Para ello podrás mejorar el contenido gracias al feedback de los alumnos betatesters. Además, ellos te darán su testimonio y su foto para que puedas ponerlo en la página de ventas de la versión definitiva del training.

Cuando crees la versión definitiva también puedes cerrar colaboraciones con otros profesionales de temas complementarios al de tu formación para completar el temario con bonus o masterclasses.

Vende tu curso con una metodología probada

Todo el feedback que has obtenido de los primeros alumnos de tu curso te sirve no solo para el curso en sí, sino para crear contenidos interesantes para tu audiencia en tu web. Estos contenidos también te servirán para atraer al público objetivo que puede comprar tu curso.

Una vez que la versión definitiva del training esté creada tienes que venderlo. Para ello necesitarás una página de ventas con los siguientes contenidos:

  • Puntos de dolor del público objetivo.
  • Beneficios del curso.
  • Por qué confiar en ti.
  • Testimonios de los alumnos.
  • Precio.
  • Llamada a la acción pidiendo la compra.

En la versión beta no hiciste una gran promoción porque ofreciste el curso a pocos alumnos. Pero ahora que tienes el curso definitivo hay que venderlo a lo grande. Las estrategias que utilizo yo son las siguientes:

  • Oferta flash del producto:  esto consiste en mostrar el curso con un descuento muy importante y durante muy poco tiempo.
  • Publicidad en Facebook Ads.
  • Campañas de email marketing  para que tus suscriptores sepan que has sacado un curso.
  • Realizar una secuencia de webinars  para que tu público te conozca, interactúe contigo y conozca tu formación.
  • Acciones de networking  no solo para dar a conocer tu curso y te lo compren, sino también para que tus contactos puedan venderlo a cambio de una comisión que les des.

Conforme vayas vendiendo y teniendo más alumnos, más prueba social tendrás y ya sabes que las recomendaciones son vitales para las ventas. Esos primeros ingresos extra pueden convertirse en mucho más conforme tu curso se vaya haciendo más popular.

Montar un curso online a partir de uno presencial es más fácil de lo que parece

Partes con la ventaja de que ya tienes un training creado.  Además, por mi experiencia como consultor y formador en clases presenciales, te digo que todas estas acciones que te he estado explicando en este artículo no te llevarán más de media hora al día. Yo estaba como estás tú ahora, no me sobraba el tiempo precisamente, pero con eso poco tiempo extra diario lo conseguí.

Otras muchas tareas podrás externalizarlas, como la edición de vídeos si no dominas la materia o la escritura de las páginas de ventas, que puedes delegar en un copywriter.

Si has estado mucho tiempo trabajado como consultor o formador presencial y te decidiste a montar un curso online, ¿me dejas un comentario con tu experiencia? O bien puedes estar considerando dar online tus cursos presenciales y todavía tienes dudas. Estoy al otro lado para responderte.

Jordi Solé
Ayudo a formadores o profesionales que imparten cursos o talleres presenciales a conseguir 1.000€ extras al mes convirtiendo su formación en un curso online, para que puedan posteriormente escalar su proyecto y vivir full time de su negocio digital. Descarga Ahora la Guía “El ingrediente secreto para convertir tu formación presencial en un curso online sin complicaciones”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Jordi Solé Mercadé(jordisolem.com)
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: jordi@jordisolem.com.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.