Crear cursos online

Tienes que ser un experto de primer nivel para crear cursos online: destierra el falso mito de que solo triunfan unos pocos

Si estás familiarizado con el mundo de los negocios online, habrás visto a varios profesionales triunfar con sus cursos. Tú eres formador presencial y te gustaría convertir tu training presencial en online pero uno de los aspectos que te frenan es que no te consideras el mejor de tu ámbito. 

“Tengo que ser un experto de primer nivel para que la gente compre mi curso online”. Parece que esto es lo que te repites cada noche y por eso no te lanzas a crear tu negocio de formación online.

No te voy a decir que yo pensaba lo mismo al principio, es que creo que esto se nos ha pasado por la cabeza a todos los que queremos montar un negocio digital de formación. Por eso te entiendo pero siento decirte que estás equivocado, y ahora mismo te lo voy a mostrar.

Tienes un habitante en tu cabeza que no te deja crear cursos online: el síndrome del impostor

En el mundo de los negocios online se habla mucho del síndrome del impostor. Si nunca has escuchado hablar de él, se trata del sentimiento que tiene la persona que no se cree capaz de hacer algo. Hasta cierto punto es lógico que un principiante se encuentre así.

Ahora bien, el no sentirse capaz no es algo que se dé solo en los principiantes. Parece increíble pero les ocurre incluso a las personas con experiencia. Es normal que aparezca pero hay que superarlo porque paraliza. Sientes que no eres capaz y no hay quien te saque de ahí.

Así que lo primero que debes trabajar es la mentalidad.  Todos nos sentimos inseguros en ocasiones, pero ya sabes que el que no arriesga no gana.

Para terminar con este apartado, te digo que juegas con una gran ventaja: tú ya eres un experto. Si estás dando formaciones presenciales y tus alumnos están contentos, no hay razón por la que dudar de tu capacidad.

Un experto no es nadie especial. Solo es una persona como cualquier otra que comparte conocimiento y asesoramiento y además gana dinero con ello.

¿Realmente hay que ser un referente para vivir de los cursos online?

Cuando te metes en los entresijos del marketing online comienzas a conocer la existencia de algunos profesionales con una marca personal muy fuerte.

Evidentemente son personas a las que todo el mundo conoce por su gran visibilidad y la prosperidad de su negocio. Entonces la tendencia es a pensar que son ellos los que triunfan y tú no puedes porque nadie te conoce.

Para mostrarte que no hace falta ser el más conocido y admirado te voy a poner un ejemplo de mi propia historia.

Si me sigues, sabes que muchas veces he comentado todo lo que ha supuesto para mí trabajar con mentores. De hecho, sin ellos yo no estaría aquí.

Cuando me planteé que necesitaba un mentor, busqué, di con algunos, por muchas razones me inspiraron confianza, les contraté y acabé encantado con el resultado. Pero además de mis mentores hay muchos más y me hubiera resultado imposible conocerlos a todos.

De todos los profesionales del mentoring que conoces, ¿cuántos crees que son referentes en el sector?

Realmente muy pocos, pero eso no significa que los demás lo hagan peor.

De hecho muchos viven de ello y tienen muchos casos de éxito. Yo, por ejemplo, tengo un negocio digital de formación que funciona muy bien y no todo el mundo me conoce.

Das formación presencial, por tanto tu valía está más que demostrada. Pero la dificultad hoy en día no está en ser experto en algo sino en que los demás te perciban como tal. Tienes que posicionarte en la mente de tus clientes potenciales como la persona que les puede ayudar.  Esto lo conseguirás en gran parte trabajando tu marca personal.

Cómo conseguir una marca personal fuerte y rentable con tus formaciones

Está claro que para poder vivir de tu negocio de formación online no te hace falta ser considerado el gran referente mundial en la materia pero sí necesitas una cierta visibilidad. Trabajar tu marca personal te ayudará para el proyecto que tienes en mente ahora mismo y también puede abrirte las puertas a más proyectos en el futuro.

Pero quizá no sepas cómo empezar, así que te invito a que tomes nota de las siguientes pautas.

Analíza a tu competencia y a ti mismo

Echa un vistazo a los profesionales de tu sector, mira lo que ofrecen y cómo se muestran. Por supuesto que tú también tienes que analizar tus propias capacidades, tener claro lo que ofreces, tu propuesta de valor y qué te hace diferente del resto.

Muestra que eres un experto en tu nicho

Si quieres generar confianza tienes que mostrar lo que sabes hacer.  Una de las mejores formas de hacerlo es en tu blog. Todo el que quiere adentrarse en los negocios online debe tener un blog y crear en el contenidos valiosos. Si no tienes blog o web con blog, ya estás tardando.

Más formas de compartir contenido de valor es mediante un lead magnet que entregarás a quien se suscriba a tu web. Además del lead magnet debes enviar contenido útil a tus suscriptores.

Otra forma de conseguir visibilidad es mover tus contenidos en las redes sociales.

Las redes sociales, de hecho, no solo están para compartir contenidos sino también para mostrar tu trabajo e interaccionar. Tus interacciones deben ser lo más relevantes posible, por ejemplo, resolviendo alguna duda que se plantee.

Una red social que se suele tener algo olvidada es Linkedin y en realidad es la más importante porque es la que potencia tu lado profesional. Una de las mejores maneras de llamar la atención en Linkedin es tener un buen perfil. Escribe en tu perfil tu propuesta de valor y utiliza las recomendaciones para plasmar allí los testimonios de las personas que han trabajado contigo.

Busca contactos

Puedes generar relaciones y contactos en el canal online pero no olvides el networking de toda la vida. Conoce a los profesionales más relevantes de tu ámbito, asiste a eventos, charlas, congresos y ferias. Todo lo que sea relacionarte será positivo para ti.

Cuenta la historia de tu marca

A la gente le gustan las historias, ¿por qué no cuentas la tuya? No se trata de una historia 100% personal de tu vida pero sí algo que tenga que ver con tu lado profesional. Tiene que ser algo que te haga ganar la confianza de tu público objetivo y les haga identificarse contigo y con lo que ofreces.

En tu caso eres formador y puedes transmitir cómo llegaste hasta allí y por qué te apasiona y es tu vocación. Todos hemos tenido profesores, unos mejores y otros peores y no todos estaban allí por vocación. El hecho de que tu público vea que la docencia es tu vocación puede marcar una diferencia y ayudar a que conecten contigo.

Te lo digo por experiencia.

Ya que tienes que investigar a tu competencia, mira cómo ellos cuentan su historia. Fíjate sobre todo en los referentes.

Yo al principio me sorprendía mucho cuando leía las historias de sus fracasos. Sí, aunque no lo parezca, ellos también saben lo que es fracasar y algunos hasta lo cuentan. Lo cuentan porque saben que no les perjudica sino todo lo contrario. Mostrar unas pinceladas de vulnerabilidad les acerca a su público.

No te rindas a la primera de cambio

Nadie te puede asegurar que el curso presencial que buscas digitalizar vaya a funcionar (y si alguien lo hace, desconfía).

Pero sí es importante que sepas que el camino que hay que recorrer no son dos días. Así que, si esto te importa, no desistas. Y si finalmente abandonas, asegúrate de que no tenías otra opción.

¿Tienes claro que no hay que ser de otra galaxia para crear cursos online y vivir de ellos?

Cuando me planteaba la posibilidad de crear un negocio de formación online comencé a leer muchos blogs y a conocer virtualmente a consultores y formadores que ya había triunfado en ese ámbito.

Y pensaba qué tendrían esos tíos para vender cursos como churros. Conforme iba adentrándome en las profesiones digitales me fui dando cuenta de que esas personas no tenían nada especial. No han nacido con la popularidad bajo el brazo, sino que todos han partido de cero y han tenido que trabajar con esfuerzo su marca personal para llegar donde están.

Yo logré mi propósito de tener un negocio de formación online rentable después de un tiempo fracasando. Lo logré porque no me rendí y me rodeé de profesionales que me ayudaron.  Así que no dudes: todos podemos.

¿Das cursos presenciales y te estás planteando crear cursos online? Si es así te agradezco que me dejes un comentario diciéndome qué te ha parecido este artículo y cómo ves todo esto. Y si tienes dudas puedes plantearlas. Estaré encantado de responderte y poner un poco de luz en tu camino.

Jordi Solé
Ayudo a formadores o profesionales que imparten cursos o talleres presenciales a conseguir 1.000€ extras al mes convirtiendo su formación en un curso online, para que puedan posteriormente escalar su proyecto y vivir full time de su negocio digital. Descarga Ahora la Guía “El ingrediente secreto para convertir tu formación presencial en un curso online sin complicaciones”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Jordi Solé Mercadé(jordisolem.com)
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: jordi@jordisolem.com.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.